Actualidad

LOS MERCADOS “CAPITALES”

Estimados partícipes:

Como bien recordareis, en nuestra carta anterior anticipábamos unos mercados bursátiles al alza para este año, liderados por las pequeñas compañías y, paradójicamente, por sectores que se habían visto muy afectados por la crisis pandémica. Pues bien, el mercado nos está dando la razón como lo ponen de manifiesto el que todos nuestros fondos se sitúan con rentabilidades destacadas, por encima de las de sus categorías. Pero lo que más nos satisface es que nuestros fondos, los vuestros, alcanzan sus máximos históricos, con rentabilidades positivas para todos aquellos que habéis confiado en nosotros. Para el equipo de gestión vuestra confianza constituye el mejor de los estímulos.

Esto a día de hoy. Pero miremos hacia el futuro. ¿Y cómo se prevé que se comporten los mercados bursátiles tras una recesión? Estadísticamente al alza en el segundo año, aunque hayan recuperado mucho desde mínimos como es el caso. Este año la bolsa está siendo liderada por los sectores que nos permitían vivir la vida con los cinco sentidos, y así esperamos que continúe, a medida que la población sea vacunada. La política monetaria y fiscal muy expansiva, el crecimiento económico y las mejoras de los resultados empresariales nos permiten pensar que la bolsa continuará su tendencia ascendente durante el resto del año. De producirse correcciones, que todos los años las hay, estas serán puntuales y deben de ser aprovechadas para incrementar exposición a la renta variable y hacer reajustes sectoriales.

¿Y cómo reacciona la renta fija tras una recesión? En general, con rentabilidades negativas en los precios de los bonos gubernamentales y más si se acompañan de políticas fiscales expansivas. En esta primera fase, que es donde nos encontramos, las caídas de los precios en los bonos responden a la recuperación económica y no afectan negativamente a la bolsa más allá de pequeñas correcciones. Pues bien, gracias a nuestra anticipación, vuestras carteras no se han visto afectadas negativamente por estas caídas en la renta fija, al mantener en cartera duraciones muy bajas. ¿Habrá una segunda fase alcista en las rentabilidades de bonos? Esperamos que sí pero no este año, y ahí sí podría afectar en negativo a las bolsas. En cualquier caso, la naturaleza “mixta” de nuestros fondos nos permite ir reposicionándolos en los distintos activos.

No me gustaría despedirme sin compartir con vosotros una última reflexión en relación a las “manías” o burbujas financieras que están sucediendo. Así, en la primera parte del trimestre hemos sido testigos de ciertos episodios que confirman esas determinadas burbujas. Muchos nos hemos quedado perplejos con los comportamientos bursátiles de compañías como el operador de tiendas especializadas en juegos electrónicos GAMESTOP, prácticamente en quiebra técnica, de algunas SPACs (vehículos especiales de inversión que aceleran las salidas a bolsa) uno de los productos financieros más de moda o las penny stocks “acciones con precios inferior a un dólar”. Las manías o burbujas se basan en fundamentos económicos buenos y sólidos. Cuando llegan a su fase especulativa, y vemos los precios subir intentamos -incluidos los analistas -justificar las valoraciones aplicando proyecciones que se alejan en exceso de la realidad. Ahora más que nunca, para comprender lo que está sucediendo se hace necesario leer o repasar un ya clásico de las finanzas Manías, Panics and Crashes de Charles P. Kindleberger.

Y mientras la mayoría de nosotros cruzamos los dedos para que pronto nos llegue la vacuna, otros y no pocos, se dejan seducir por uno de los pecados catalogados como capitales, la “AVARICIA “. Allá ellos …

Yo, sin embargo, aprendí bien de mis mayores aquella máxima recogida en el acervo popular -sabio como ninguno aunque no cotice en bolsa- que advertía aquello de que “la AVARICIA rompe el saco”. Yo lo tengo claro.

JOSE LUIS GARCIA MUELAS
Director de Inversiones
Loreto Inversiones SGIIC